Austral Films

¿Es posible definir y calificar el cine de un país? ¿Es viable hacer cine en Ecuador? ¿Hay público para el cine latinoamericano? Son las interrogantes que se hace Miguel Alvear, un director de cine ecuatoriano cuya última película no logra su exhibición en las salas de cine. Motivado por esta decepción, inicia una pesquisa fílmica para encontrar respuestas lógicas a sus preguntas y remedio a su despecho.


Recorre las instituciones públicas dedicadas a la preservación de los archivos fílmicos del país, entrevista a varios entendidos en la materia, hasta que desemboca en a la Bahía de Guayaquil, un mercado callejero donde se venden películas de todo el mundo, a un dólar.

Allí descubre una cantidad de películas ecuatorianas realizadas por autodidactas, producciones de muy bajo presupuesto de las cuales no tenía la más mínima referencia. Decide entonces adentrarse en los procesos de filmación de algunos de estos realizadores y sus ideas  sobre el cine, quedan totalmente trastocadas.